jueves, 31 de diciembre de 2009

Feliz Año Nuevo 2010

Desde este Blog queremos felicitaros el año nuevo. Gracias por seguir las actividades de esta comunidad cristiana que formamos los Carmelitas Descalzos en Reinosa. Que el Señor os llene de bendiciones para este nuevo año 2010.



El Señor ha revelado su salvación


El Señor ha revelado su salvación, aleluya, aleluya.

Ante el misterio de Belén, en el que se nos ha revelado la misericordia infinita de Dios, decimos:

Oh Señor,
mientras que el tiempo agota todas las esperanzas,
¡tú sigues siendo la única esperanza!

Mientras se consumen los siglos y los milenios,
tú sigues siendo perennemente joven.

Mientras que las riquezas revelan cada vez más
su rostro frágil y decepcionante,
tú todavía nos asombras y nos atraes
con la única, con la pura, con la absoluta
pobreza de Belén.

Tú, pobre de Belén,
eres la respuesta que no escuchamos.

Tú, pobre de Belén,
eres la riqueza que no entendemos.

Tú, pobre de Belén,
eres la paz que tanto nos falta.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Oración de fin y principio de año


Señor, Dios, dueño del tiempo y de la eternidad,
tuyo es el hoy y el mañana, el pasado y el futuro.
Al terminar este año quiero darte gracias
por todo aquello que recibí de TI.

Gracias por la vida y el amor, por las flores,
el aire y el sol, por la alegría y el dolor, por cuanto
fue posible y por lo que no pudo ser.
Te ofrezco cuanto hice en este año, el trabajo que
pude realizar y las cosas que pasaron por mis manos
y lo que con ellas pude construir.

Te presento a las personas que a lo largo de estos meses amé,
las amistades nuevas y los antiguos amores,
los más cercanos a mí y los que estén más lejos,
los que me dieron su mano y aquellos a los que pude ayudar,
con los que compartí la vida, el trabajo,
el dolor y la alegría.

Pero también, Señor hoy quiero pedirte perdón,
perdón por el tiempo perdido, por el dinero mal gastado,
por la palabra inútil y el amor desperdiciado.
Perdón por las obras vacías y por el trabajo mal hecho,
y perdón por vivir sin entusiasmo.

También por la oración que poco a poco fui aplazando
y que hasta ahora vengo a presentarte.
Por todos mis olvidos, descuidos y silencios
nuevamente te pido perdón.

En los próximos días iniciaremos un nuevo año
y detengo mi vida ante el nuevo calendario
aún sin estrenar y te presento estos días
que sólo TÚ sabes si llegaré a vivirlos.

Hoy te pido para mí y los míos la paz y la alegría,
la fuerza y la prudencia, la claridad y la sabiduría.

Quiero vivir cada día con optimismo y bondad
llevando a todas partes un corazón lleno
de comprensión y paz.

Cierra Tú mis oídos a toda falsedad y mis labios
a palabras mentirosas, egoístas, mordaces o hirientes.

Abre en cambio mi ser a todo lo que es bueno
que mi espíritu se llene sólo de bendiciones
y las derrame a mi paso.

Cólmame de bondad y de alegría para que,
cuantos conviven conmigo o se acerquen a mí
encuentren en mi vida un poquito de TI.

Danos un año feliz y enséñanos
a repartir felicidad . Amén

martes, 29 de diciembre de 2009

Ha nacido en Belen el Rey de reyes






Oye,ansioso y turbado el rey tirano
que ha nacido en Belen el Rey de reyes,
el que viene a cambiar todas las leyes,
y a remover el corazón humano.

Con la nueva,exclamó loco de saña:
"Si este pequeño vive,soy depuesto.
Ministro,empuña el sable,vete presto.
Las cunas con las sangre riega y baña".

¿Qué aprovecha delirio tan extraño?
¿De qué sirven a Herodes sus maldades?
Ejemplo son de tantas crueldades
en que el hombre se ciega haciendo daño.

Jesús,tú que escapaste de su espada,
ayuda a quienes hoy huir no pueden,
no dejes que los hombres hoy se queden
hundidos en violencia despiadada.

Sabes,Señor,que a Herodes todavía
llevan los hombres en el corazón;
convierte,Cristo,esta violencia mía
en pacifica siembre de tu amor.Amén

lunes, 28 de diciembre de 2009

domingo, 27 de diciembre de 2009

Oración por la Familia






























Oh Dios, que en la Sagrada Familia nos
dejaste un modelo perfecto de vida familiar
vivida en la fe y obediencia a tu voluntad.

Socórrenos en nuestra misión de educar en
el amor y transmitir la fe a nuestros hijos.
Ayúdalos para que hagan de su vida una
entrega generosa a imagen de tu Hijo
Jesucristo.

Abre su corazón para que crezca en ellos
la semilla de la fe que recibieron en el
bautismo.

Fortalece la fe de nuestros jóvenes, para
que crezcan en el conocimiento de Jesús.
Aumenta el amor y la fidelidad en todos
los matrimonios, especialmente aquellos
que pasan por momentos de sufrimiento o
dificultad.

Unidos a José y María,
te lo pedimos por Jesucristo tu Hijo nuestro
Señor. Amén.

Sagrada Familia


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 2, 41- 52

Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén por las fiestas de Pascua. Cuando Jesús cumplió doce años, subieron a la fiesta según la costumbre, y cuando terminó, se volvieron; pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que lo supieran sus padres. Éstos, creyendo que estaba en la caravana, hicieron una jornada y se pusieron a buscarlo entre los parientes y los conocidos; al no encontrarlo, se volvieron a Jerusalén en su busca. A los tres días, lo encontraron en el templo, sentado en medio de los maestros, escuchándolos y haciéndoles preguntas: todos los que le oían, quedaban asombrados de su talento y de las respuestas que daba. Al verlo, se quedaron atónitos, y le dijo su madre:

-- Hijo, ¿por qué nos has tratado así? Mira que tu padre y yo te buscábamos angustiados.

Él les contestó:

-- ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?

Pero ellos no comprendieron lo que quería decir. Él bajó con ellos a Nazaret y siguió bajo su autoridad. Su madre conservaba todo esto en su corazón. Y Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres.

Benedicat Vobis

sábado, 26 de diciembre de 2009

Concierto de Navidad




Después de la Eucaristia de las 8 de la tarde, el coro campurriano "Ecos del Ebro" y la rondalla "Aries del Ebro" nos han ofrecido un hermoso recital de villancicos dirijidos por Angel Manzano, al que agradecemos sus palabras y su entrega por la música en nuestra comarca de Campoo.

San Esteban, Protomartir


"Quien entrega su vida por amor
la gana siempre",
dice el Señor.

Aquí el bautismo proclama
su voz de gloria y de muerte.
Aquí la unción se hace fuerte
contra el cuchillo y la llama.

Mira cómo se derrama
mi sangre por cada herida.
Si Cristo fue mi comida,
dejadme ser pan y vino
en el lagar y el molino
donde me arrancan la vida. Amén.

viernes, 25 de diciembre de 2009

Mensaje del P. General OCD


Haciéndose hombre, nos ha hecho participar de su naturaleza divina.


“El pueblo que caminaba en tinieblas vio una luz grande; habitaban tierras de sombras y una luz les brilló”

Queridos hermanos y hermanas en el Carmelo de Santa Teresa: con estas palabras del profeta Isaías se abrirá la Liturgia de la Palabra en la misa de medianoche. La vigilia de Navidad, hija de la gran vigilia de la Pascua, nos trae, un año más, el anuncio de una gran noticia: “Hoy nos ha nacido un Salvador; el Mesías, el Señor”.

Con los pastores, escuchamos la voz del Ángel, que nos anuncia el cumplimiento de las promesas de Dios en un modo que desborda nuestros más hermosos sueños: en los brazos de María y de José encontramos un Niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre y, con los coros angélicos, cantamos llenos de alegría: “¡Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que Dios ama!”

Dios nos ama, sí, al punto de tomar nuestra propia carne, de compartir nuestra vida, más allá de nuestros inexistentes méritos: “Ha aparecido la Bondad de Dios y su Amor por el hombre. No por las obras de justicia que hayamos hecho nosotros, sino que según su propia misericordia nos ha salvado”, nos dirá san Pablo. Descendiendo a la tierra, Cristo nos ha abierto el camino del cielo.

Haciéndose hombre, nos ha hecho participar de su naturaleza divina. En pasmo, junto a María, Reina y Madre del Carmelo, contemplamos el admirable intercambio: un Dios que llora y unos hombres que ríen.

No hay otro Camino, otra Verdad, otra Vida: sólo Cristo. Por él “somos, en esperanza, herederos de la vida eterna”. En su humanidad, carne que abraza nuestra carne, están todos los tesoros, ella es la puerta que nos abre el secreto del sentido de nuestra propia vida en comunión con Dios: “Para contentar a Dios y que nos haga grandes mercedes, quiere que sea por mano de esta humanidad Sacratísima, en quien dijo su majestad se deleita. Por esta puerta hemos de entrar si queremos que nos muestre la soberana Majestad grandes secretos” (Teresa de Jesús, Libro de la Vida).

Recibamos esta luz y portémosla a todos, seamos portavoces, con nuestra oración, nuestra vida de comunidad en abnegación y nuestro trabajo apostólico, de la misericordia que hoy se manifiesta ¡Feliz y Santa Navidad! ¡Feliz año 2010 en la paz de Cristo!

fr. Saverio Cannistrà, ocd Prep. Gen.

Feliz Navidad


La Palabra se hizo carne


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 1, 1-18

En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios. La Palabra en el principio estaba junto a Dios. Por medio de la Palabra se hizo todo, y sin ella no se hizo nada de lo que se ha hecho. En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla no la recibió.
Surgió un hombre enviado por Dios, que se llamaba Juan: éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz, para que por él todos vinieran a la fe. No era él la luz, sino testigo de la luz.
La Palabra era la luz verdadera, que alumbra a todo hombre. Al mundo vino, y en el mundo estaba; el mundo se hizo por medio de ella, y el mundo no la conoció. Vino a su casa, y los suyos no la recibieron. Pero a cuantos la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre. Éstos no han nacido de sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios. Y la Palabra se hizo carne y acampó entre nosotros, y hemos contemplado su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.
Juan da testimonio de él y grita diciendo:
-- Este es de quien dije: "El que viene detrás de mí pasa delante de mí, porque existía antes que yo."
Pues de su plenitud todos hemos recibido, gracia tras gracia. Porque la Ley se dio por medio de Moisés, la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo. A Dios nadie lo ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, es quien lo ha dado a conocer.

jueves, 24 de diciembre de 2009

Misa de las familias

En Navidad

EN NAVIDAD

Para que todos los días sean Navidad
Para que cada deseo se haga realidad
Para que el mundo sonría al despertar
Para que se abra la puerta y no se cierre más.

(TROZO MUSICAL)

Para que el cielo se vista de color
Para que llueva semillas del amor
Para que alfombres los campos con tu amor
Para que cantes con más de una canción

Arre burriquito, arre burro arre
Arre borriquito que llegamos tarde.
Arre borriquito vamos a Belén que mañana es
Fiesta y al otro también.

Para que llenes de luz la oscuridad
Para que nunca te canses de volar
Para que el día te enseñe la verdad
Para que el viento te silbe el caminar

Campana sobre campana, y sobre campana una
Asómate a la ventana, veras al niño en la cuna

Para que siembres cosechas de ilusión
Para que todo sea un solo corazón
Para que el frío se llene de calor
Parar que no me equivoque de canción
Dime niño de quien eres todo vestidito de blanco (BIS)

Para que llenes de luz la oscuridad
Para que nunca te canses de volar
Para que el día te enseñe la verdad
Para que se abra la puerta y no se cierre más
Navidad, Navidad dulce Navidad
La alegría de este día hay que celebrar.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Tened paciencia


Santiago 5. 7-8. 9b

Tened paciencia, hermanos, hasta la venida del Señor. El labrador aguarda paciente el fruto valioso de la tierra, mientras recibe la lluvia temprana y tardía. Tened paciencia también vosotros, manteneos firmes, porque la venida del Señór está cerca. Mirad que el juez está ya a la puerta.

martes, 22 de diciembre de 2009

Preces por los sacerdotes


¡Oh Jesús, que mostrando a tus discípulos los campos llenos de mieses y lamentándose de la escasez de ministros tuyos, les mandabas hacer oración para que el Dueño Divino enviase operarios a su mies! Hoy venimos a cumplir este deseo de tu Corazón, suplicándote que nos concedas muchos y santos sacerdotes.

V/. Para que no deje de celebrarse la Santa Misa, para que tengamos siempre en nuestros templos la Sagrada Eucaristía, para que no nos falte Jesús en la Comunión. R/. Danos, Señor, muchos y santos sacerdotes.

V/. Para que haya intermediarios entre Dios y los hombres, abogados que nos defiendan ante el divino acatamiento y padres que nos perdonen nuestros pecados. R/. Danos, Señor, muchos y santos sacerdotes.

V/. Para que sean bautizados los niños, santificado el amor de los esposos y auxiliados los que dejan este mundo. R/. Danos, Señor, muchos y santos sacerdotes.

V/. Para que alejen a los demonios, para que rescaten a las almas del Purgatorio, para que alegren a los cielos. R/. Danos, Señor, muchos y santos sacerdotes.

V/. Para que los niños aprendan la fe salvadora, para que los jóvenes reciban protección y los adultos adquieran fortaleza. R/. Danos, Señor, muchos y santos sacerdotes.

V/. Para que todos, pobres y ricos, nos amemos como hermanos. R/. Danos, Señor, muchos y santos sacerdotes.

V/. Para que nuestros ojos vean a Jesús en sus ministros, para que nuestros oídos escuchen la divina palabra, para que nuestras almas reciban su consuelo. R/. Danos, Señor, muchos y santos sacerdotes.

¡Oh Jesús, Redentor nuestro! por tu Sangre divina, por tus trabajos y sufrimientos, por tu Pasión y acerba muerte, escúchanos y concede lo que te pedimos, dándonos muchos y dignos sacerdotes.
Corazón Inmaculado de María, Esperanza nuestra, Glorioso San José Padre nutricio del Salvador, y todos los Ángeles y Santos de Dios, presenten al Señor nuestras súplicas para que seamos dignos de recibir los sacerdotes que necesitamos. Amén.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Las antífonas de la O


Son importantes las llamadas «antífonas de la 0», que se rezan en las vísperas desde el 17 hasta el 23 de diciembre. Son un eco de las profecías de Isaías. Algunas están contenidas en el himno «Cielos, lloved vuestra justicia». Pueden ser un texto muy apto para la oración profunda.

17 Diciembre:

Oh Sabiduría, que brotaste de los labios del Altísimo, abarcando del uno al otro confín y ordenándolo todo con firmeza y suavidad, ¡ven y muéstranos el camino de la salvación!

18 Diciembre:

Oh Adonai, Pastor de la casa de Israel, que te apareciste a Moisés en la zarza ardiente y en el Sinaí le diste tu ley, ¡ven a librarnos con el poder de tu brazo!

19 Diciembre:

Oh Renuevo del tronco de Jesé, que te alzas como un signo para los pueblos, ante quien los reyes enmudecen y cuyo auxilio imploran las naciones, ¡ven a librarnos, no tardes más!

20 Diciembre:

Oh Llave de David y Cetro de la casa de Israel, que abres y nadie puede cerrar, cierras y nadie puede abrir, ¡ven y libra los cautivos que viven en tinieblas y en sombra de muerte!

21 Diciembre:

Oh Sol que naces de lo alto, Resplandor de la Luz Eterna, Sol de justicia, ¡ven ahora a iluminar a los que viven en tinieblas y en sombra de muerte!

22 Diciembre:

Oh Rey de las naciones y Deseado de los pueblos, Piedra angular de la Iglesia, que haces de dos pueblos uno solo, ¡ven y salva al hombre que formaste del barro de la tierra!

23 Diciembre:

Oh Emmanuel, Rey y Legislador nuestro, esperanza de las naciones y salvador de los pueblos, ¡ven a salvarnos, Señor Dios nuestro!

Ya muy cercano,Emmanuel,


Ya muy cercano,Emmanuel,
hoy te presiente Israel,
que en triste exilio vive ahora
y redención de tí implora.

Ven ya,del cielo resplandor,
Sabiduría del Señor,
pues con tu luz,que el mundo ansía,
nos llegará nueva alegría.

Llegando estás,Dios y Señor,
del Sinai legislador,
que la ley santa promulgaste
y tu poder alli mostraste.

Rey de la gloria,tu poder
al enemigo ha de vencer,
y,al ayudar nuestra flaqueza,
se manifiesta tu grandeza. Amén

domingo, 20 de diciembre de 2009

Dios con nosotros


Desde este IV domingo de Adviento podéis comprar en la sacristía a 12€, pancartas con la imagen del Niño Jesús y la frase "Dios ha nacido, Feliz Navidad".
Son pancartas que podéis colgar en vuestros balcones y ventanas, y dar a la Navidad el sentido cristiano que en estos momentos la sociedad no tiene. Gracias por vestra colaboración en la colecta de la calefacción de la Iglesia, y la colecta para los alimentos de Cáritas.
Feliz día del Señor, ¡que viene salíd a recibirlo!, ya está aquí.

IV Domingo de Adviento


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 1, 39- 45

En aquellos días, María se puso de camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel escuchó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo, y dijo voz en grito:

--¡Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. ¡Dichosa tú que has creído!, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.

sábado, 19 de diciembre de 2009

Bendita tú, María


Recordando las maravillas que Dios ha obrado en la Virgen para el bien de todos los hombres, invoquémosla diciendo:

Bendita tú, María, hija de los pobres,
que llegaste a ser Madre del Señor de los reyes.
En tu seno habitó Aquel de cuya alabanza
están llenos los cielos.
Bendito tu pecho que lo alimentó con amor
y tu boca, que lo arrulló,
y tus brazos, que lo estrecharon.
¡Tú eres un carro que lleva a un Dios de fuego!
Bendita tú,
bendita, porque por tu mediación
fue cancelada la maldición de Eva.
Gracias a ti se pagó la deuda común
contraída con la serpiente por generaciones.
Tú has engendrado al tesoro
que colmó al mundo de todo auxilio.
De ti salió la luz que destruyó
el reino de las tinieblas.

San Efrén el Sirio

viernes, 18 de diciembre de 2009

Tiempo de Dios

¡Y hasta los que no te esperan, te están llamando!


El Ángel de la espera
está despierto.
Y su lámpara evangeliza
desde la tarde morada de Adviento.

Todas las cosas, en vigilia
como Israel, esperan
tu advenimiento.

La Esposa, en vela, te ha enviado
por los caminos oscuros de invierno
el Amigo de las bodas.

Y en la ilusión de unos pañales nuevos
te espera también tu Madre,
oh Cristo de su seno.

¡Y hasta los que no te esperan,
te están llamando en su desasosiego...!

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Benedictus Dominus Deus Israel


Oremos con el Cántico Evangélico que recitamos todas las mañanas en el rezo de Laudes. En este tiempo de Adviento, esperamos que Cristo sea la luz que ilumine las tinieblas y el Señor nos guie por el camino de la Paz. Lucas 1, 68-79

Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
porque ha visitado y redimido a su pueblo,
suscitándonos una fuerza de salvación
en la casa de David, su siervo,
según lo había predicho desde antiguo
por boca de sus santos profetas.


Es la salvación que nos libra de nuestros enemigos
y de la mano de todos los que nos odian;
realizando la misericordia
que tuvo con nuestros padres,
recordando su santa alianza
y el juramento que juró a nuestro padre Abrahán.


Para concedernos que, libres de temor,
arrancados de la mano de los enemigos,
le sirvamos con santidad y justicia,
en su presencia, todos nuestros días.


Y a ti, niño, te llamarán profeta del Altísimo,
porque irás delante del Señor
a preparar sus caminos,
anunciando a su pueblo la salvación,
el perdón de sus pecados.


Por la entrañable misericordia de nuestro Dios,
nos visitará el sol que nace de lo alto,
para iluminar a los que viven en tinieblas
y en sombra de muerte,
para guiar nuestros pasos
por el camino de la paz.


martes, 15 de diciembre de 2009

Esperaré


Esperaré a que crezca el árbol
y me dé sombra.
Pero abonaré la espera con mis hojas secas.
Esperaré a que brote el manantial
y me dé agua
Pero despejaré mi cauce
de memorias enlodadas.

Esperaré a que apunte
la aurora y me ilumine.
Pero sacudiré mi noche
de postraciones y sudarios
Esperaré a que llegue
lo que no sé y me sorprenda
Pero vaciaré mi casa de todo lo enquistado.

Y al abonar el árbol,
despejar el cauce,
sacudir la noche
y vaciar la casa,
la tierra y el lamento se abrirán a la esperanza.

Benjamín González Buelta


Primeros copos...





lunes, 14 de diciembre de 2009

San Juan de la Cruz

Feliz día de San Juan de la Cruz a toda la Familia Carmelitana.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Vísperas de San Juan de la Cruz


¡Oh llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!
Pues ya no eres esquiva,
acaba ya, si quieres;
¡rompe la tela de este dulce encuentro!

¡Oh cauterio suave!
¡Oh regalada llaga!
¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado,
que a vida eterna sabe,
y toda deuda paga!
Matando. muerte en vida la has trocado.

¡Oh lámparas de fuego,
en cuyos resplandores
las profundas cavernas del sentido,
que estaba oscuro y ciego,
con extraños primores
calor y luz dan junto a su Querido!

¡Cuán manso y amoroso
recuerdas en mi seno,
donde secretamente solo moras
y en tu aspirar sabroso,
de bien y gloria lleno,
cuán delicadamente me enamoras!

III Domingo de Adviento


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 3, 10-18

En aquel tiempo, la gente preguntó a Juan: -- ¿Entonces, qué hacemos?

Él contestó: -- El que tenga dos túnicas, que se las reparta con el que no tiene; y el que tenga comida, haga lo mismo.

Vinieron también a bautizarse unos publicanos, y le preguntaron:-- Maestro, ¿qué hacemos nosotros?

Él les contestó: -- No exijáis más de lo establecido.

Unos militares le preguntaron: -- ¿Qué hacemos nosotros?

Él les contestó: -- No hagáis extorsión a nadie, ni os aprovechéis con denuncias, sino contentaos con la paga.

El pueblo estaba en expectación y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos: -- Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. El os bautizará con Espíritu Santo y fuego: tiene en la mano la horca para aventar la parva y reunir el trigo en el granero y quemar la paja en una hoguera que no se apaga.

Añadiendo otras muchas cosas exhortaba al pueblo y les anunciaba la Buena Noticia.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Concebirás en tu vientre, María

Ruega por nosotros, Madre de la Iglesia.


Oración de Juan Pablo II:

Ruega por nosotros,
Madre de la Iglesia.

Virgen del Adviento,
esperanza nuestra,
de Jesús la aurora,
del cielo la puerta.

Madre de los hombres,
de la mar estrella,
llévanos a Cristo,
danos sus promesas.

Eres, Virgen Madre,
la de gracia llena,
del Señor la esclava,
del mundo la Reina.
Alza nuestros ojos,
hacia tu belleza,

Amén

viernes, 11 de diciembre de 2009

Madre Maravillas de JHS

Dios es nuestra esperanza

Ven ya, Cristo Señor,

que nuestra esperanza te llama.

Serás para el mortal la luz, el camino y la guía.

¡No tardes más, Señor!


En ti todo es Amor,

y el alma de ti gozo espera,

que en ti cabe encontrar

perdón para nuestras miserias.

¡Muéstranos ya tu faz!


Por ti se han de hermanar

los pueblos, Señor, en tu Iglesia.

Unidos en tu amor,

devuelvan la paz a la tierra.

¡Reinen justicia y paz!


A ti sirve, Señor,

quien sirve al enfermo

y al triste, y así se extenderá

tu reino de amor y de vida.

¡Todo por ti, Señor!


Dios es nuestra esperanza,

Dios nuestra salvación.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Adviento es...


Arriba los corazones: ¡Viene tu Dios!

Da lo mejor de ti mismo: ¡Llega Jesús!

Vive vigilante y con alegría estos días: ¡Nace el amor!

Irradia esperanza a tu paso: ¡Belén será la luz!

Envía mensajes de aliento: ¡El cielo abre sus puertas!

No temas al futuro: ¡El Señor te acompaña!

Tómate tiempo para el silencio: ¡Dios habla en la oración!

Observa el horizonte de la fe: ¡Sale a tu encuentro el Señor!


Abre tus entrañas a Dios. Viene en el silencio. Déjale que te hable. Tiene una Palabra para ti.

Dirígete humildemente a su presencia. Escúchale. Infundirá valor en tu caminar.

Vive con esperanza este tiempo. Mira, como cristiano, al futuro. No desesperes. El te conduce.

Irradia fe y alegría. No dejes que nada ni nadie rompa tu paz interior. El mundo necesita optimismo.

Enlosa tus caminos con la luz de la verdad. Allana todo aquello que esté mal en tu vida.

No permitas que, el pesimismo, se apodere de ti: el Señor viene a tu encuentro. Que te encuentre preparado.

Ten en cuenta aquello que te distancia del Señor. Vence los obstáculos. Lucha contra lo que te separa de Dios.

Observa vigilante los signos de la presencia de Dios. No dejes que te seduzca el escaparate del consumo. Reza.


miércoles, 9 de diciembre de 2009

Preparándonos para celebrar a San Juan de la Cruz


En una noche oscura,
con ansias, en amores inflamada
¡oh dichosa ventura!,
salí sin ser notada
estando ya mi casa sosegada.


A oscuras y segura,
por la secreta escala disfrazada,
¡Oh dichosa ventura!,
a oscuras y en celada,
estando ya mi casa sosegada.


En la noche dichosa
en secreto, que nadie me veía,
ni yo miraba cosa,
sin otra luz y guía
sino la que en el corazón ardía.


Aquésta me guiaba
más cierto que la luz del mediodía,
adonde me esperaba
quien yo bien me sabía,
en parte donde nadie parecía.


¡Oh noche que guiaste!
¡Oh noche amable más que el alborada!
¡Oh noche que juntaste
Amado con amada,
amada en el Amado transformada!


En mi pecho florido
que entero para él sólo se guardaba,
allí quedó dormido,
y yo le regalaba,
y el ventalle de cedros aire daba


El aire de la almena,
cuando yo sus cabellos esparcía,
con su mano serena
en mi cuello hería
y todos mis sentidos suspendía.


Quedéme y olvidéme,
el rostro recliné sobre el Amado,
cesó todo y dejéme,
dejando mi cuidado
entre las azucenas olvidado

martes, 8 de diciembre de 2009

La Inmaculada Concepción de Santa María Virgen


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 1, 26- 38

En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la estirpe de David; la virgen se llamaba María. El ángel, entrando en su presencia, dijo:

-- Alégrate, llena de gracias, el Señor esta contigo.

Ella se turbó ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel. El ángel le dijo:

-- No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

Y María dijo al ángel:

-- ¿Cómo será eso, pues no conozco a varón?

El ángel le contestó:

-- El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios. Ahí tienes a tu pariente Isabel, que, a pesar de su vejez, ha concebido un hijo, y ya está de seis meses la que llamaban estéril, porque para Dios nada hay imposible.

María contestó:

-- Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.

Y la dejó el ángel.

lunes, 7 de diciembre de 2009

La Virgen María en el Adviento


+ Vicente Jiménez Zamora
Obispo de Santander

Durante el tiempo de Adviento, que es el tiempo mariano por excelencia, la liturgia de la Iglesia recuerda frecuentemente a la Virgen María, como Hija de Sión y Madre de Esperanza. Es Nuestra Señora del Adviento.

En primer lugar, la recordamos en la solemnidad del 8 de diciembre, precedida de la novena. En esa fiesta, la Iglesia celebra conjuntamente la Inmaculada Concepción de María, la preparación radical a la venida del Salvador en la Navidad y el feliz comienzo de la Iglesia sin mancha ni arruga. Después, en los ocho días antes de la Navidad, desde el 17 al 24 de diciembre, y más concretamente, el domingo cuarto de Adviento anterior a la Navidad, en que resuenan voces proféticas sobre la Virgen Madre y el Mesías, y se leen episodios evangélicos relativos al nacimiento inminente de Cristo.

María es la mujer del adviento. De este modo, los creyentes que vivimos con la liturgia el espíritu del Adviento, al considerar el inefable amor con que la Virgen Madre esperó al Hijo, nos sentimos animados a tomarla como modelo y a prepararnos, vigilantes en la oración y jubilosos en la alabanza, para salir al encuentro del Salvador que viene. Una estrofa de uno de los himnos litúrgicos de Vísperas de este tiempo de Adviento expresa muy bien este sentido de preparación en la espera: “Con María, la Iglesia te aguarda / con anhelos de esposa y de madre, / y reúne a sus hijos fieles, / para juntos poder esperarte”.

Hace más de dos mil años, nació la nueva Eva (María). Un mundo nuevo comenzó su alborada. La luz fue venciendo a las sombras. El alba tenía rostro de mujer. Y Dios iba sembrando gérmenes de vida. Después de dos mil años, María, la nueva Eva, no se ha alejado de nosotros y participa de la intercesión constante de Jesús a favor nuestro.

María nos da a luz al Salvador del mundo, “el Camino, la Verdad y la Vida” (Jn 14, 16), el “fin de la historia humana, el punto en el que convergen los deseos de la historia y de la civilización “ (Vaticano II, GS 45). Como dice San Bernardo, la Virgen dichosa “ha abierto el corazón a la fe, los labios al consentimiento y las entrañas al Creador”.

En las fechas últimas del Adviento, cercana ya la Navidad, damos gracias a Dios por el regalo de la Virgen María, predestinada para ser la Madre del Salvador y por quien nos vino el autor de la vida, Jesucristo. Con la antífona mariana Alma Redemptoris Mater rezamos y cantamos: Madre del Redentor, Virgen fecunda, puerta del cielo siempre abierta, estrella del mar, ven a librar al pueblo que tropieza y se quiere levantar. Ante la admiración de cielo y tierra, engendraste a tu santo Creador, y permaneces siempre Virgen. Recibe el saludo del arcángel Gabriel y ten piedad de nosotros, pecadores”.

Oración a la Inmaculada Concepción


Del Santo Padre Juan Pablo II,


A ti, Virgen Inmaculada, predestinada

por Dios por encima de toda otra criatura

como abogada de gracia y modelo de

santidad para su pueblo, renuevo hoy de

especial manera la confiada entrega de

toda la Iglesia.


Sé tú quien guíe a sus hijos en la peregrinación

de la fe, haciéndolos cada vez más

obedientes y fieles a la Palabra de Dios.


Sé tú quien acompañe a cada cristiano en

el camino de la conversión y de la santidad,

en la lucha contra el pecado y en la búsqueda

de la belleza auténtica, que es siempre

impronta y reflejo de la Belleza divina.


Sé tú también quien alcance paz y salvación

para todas las gentes. Que el eterno

Padre, que te quiso Madre Inmaculada del

Redentor, renueve también en nuestro

tiempo, por mediación tuya, los prodigios

de su amor misericordioso.

Amén.

domingo, 6 de diciembre de 2009

Ya funciona el Belén





Desde esta mañana, nuestro Belén funciona al 100%. Gracias a tod@s los que habéis hecho posible esta obra de arte. El horario de funcionamiento es de 10h de la mañana a 13,15h. Y por la tarde desde las 18,00h a las 21,00h. Durante los cultos en la Iglesia no funcionará. Si deseáis venir en grupos grandes conviene que aviséis con antelación.

II Domingo de Adviento


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 3, 1-6


En el año quince del reinado del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes virrey de Galilea, y su hermano Felipe virrey de Iturea y Traconítide, y Lisanio virrey de Abilene, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la Palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto.


Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del Profeta Isaías.


-- Una voz grita en el desierto: preparad el camino del Señor, allanad sus senderos; elévense los valles, desciendan los montes y colinas; que lo torcido se enderece, lo escabroso se iguale. Y todos verán la salvación de Dios.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Adviento

Un corazón grande para entregarse

Saludemos a María en la mañana de este sabado. Que ella sea nuestra protectora y compañera durante este día:

Santa María, Madre de Dios,
conservadme un corazón de niño, puro y cristalino como una fuente.
Dadme un corazón sencillo que no saboree las tristezas;
un corazón grande para entregarse, tierno en la compasión;
un corazón fiel y generoso que no olvide ningún bien ni guerde rencor por ningún mal.
Formadme un corazón manso y humilde, que ame sin exigir ser amado,
gozoso al desaparecer en otro corazón ante vuestro divino Hijo;
un corazón grande e indomable, que con ninguna ingratitud se cierre,
que con ninguna indiferencia se canse;
un corazón atormentado por la gloria de Jesucristo,
herido de su amor con herida que sólo se cure en el cielo.

(Leoncio Grandmaison, S.J.)

viernes, 4 de diciembre de 2009

Debemos preparar el camino al Señor

















Nueva aurora en nuestra noche
por salvar al pueblo Dios va a venir,
júbilo a los pobres, fiesta para el hombre:
debemos preparar el camino al Señor.


Buena noticia, Palabra de Dios

por salvar al pueblo Dios va a venir,

voz que se oye en nuestros desiertos:

debemos preparar el camino al Señor.



Tierra nueva, mundo nuevo,

por salvar al pueblo Dios va a venir,

paz sobre la Tierra, Dios con nosotros:

debemos preparar el camino al Señor.