miércoles, 31 de marzo de 2010

Abraza la Vida

En estos días de tantos viajes en coche.... ABRAZA LA VIDA.
CRISTO EN LA VIDA

martes, 30 de marzo de 2010

Estoy aquí clavado


Estoy aquí clavado en un madero,
firmemente por ti crucificado,
donde me hundió la historia de un pecado
y me encumbró lo mucho que te quiero.

Fiera de amor y de dolor tan fiero,
reo soy, reducido, amarrado;
mas libre el corazón, enamorado
en esta cruz, en que de amor me muero.

Todo un Dios por ti yace inerte, yerto.
He tronchado los ramos de alhelí,
sin sangre están las rosas de mi huerto.

Me he dejado morir, he dicho "Sí".
Soy un amr crucificado, muerto.
¿Qué más podría hacer tu Dios por ti?
Amén.

lunes, 29 de marzo de 2010

Procesión de Ramos


Enlaza.
http://opinioncampurriana.blogspot.com/
http://radioaltocampoo.blogspot.es/


Gracias a la colaboración de Arturo Queimadelos en la realización de la foto y de los videos.



domingo, 28 de marzo de 2010

Solemne Eucaristia de Ramos





En la Eucaristia de las 13,00h, hemos tenido una solemne procesión de ramos desde el colegio San José-Niño Jesús. Damos las gracias a los Hermanos Menesianos que nos han cedido el patio del colegio. Mucha gente y muchos niños han acompañado el paso de la borriquilla, que había sido preparado por Toño y Pepe.
La iglesia y el coro estaban llenos.

Domingo de Ramos en la Pasión del Señor


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 19, 28, 40

En aquel tiempo Jesús echó a andar delante, subiendo hacia Jerusalén. Al acercarse a Betfagé y Betania, junto al monte llamado de los Olivos, mandó a dos discípulos diciéndoles:

—Id a la aldea de enfrente: al entrar encontraréis un borrico atado, que nadie ha montado todavía. Desatadlo y traedlo. Y si alguien os pregunta: ¿por qué lo desatáis?, contestadle: el Señor lo necesita.

Ellos fueron y lo encontraron como les había dicho. Mientras desataban al borrico los dueños les preguntaron:

— ¿Por qué desatáis al borrico?

Ellos contestaron:

—El Señor lo necesita.

Se lo llevaron a Jesús, lo aparejaron con sus mantos, y le ayudaron a montar. Según iba avanzando la gente alfombraba el camino con los mantos. Y cuando se acercaba ya la bajada del monte de los Olivos, la masa de los discípulos, entusiasmados, se pusieron a alabar a Dios a gritos por todos los milagros que habían visto, diciendo:

— ¡Bendito el que viene como rey, en nombre del Señor! Paz en el cielo y gloria en lo alto.

Algunos fariseos de entre la gente le dijeron:

—Maestro, reprende a tus discípulos.

Él replicó:

—Os digo, que si éstos callan, gritarán las piedras.

sábado, 27 de marzo de 2010

Horario de Semana Santa

Iglesia del Carmen - Padres Carmelitas Descalzos

Domingo de Ramos.

12,45h.: Bendición y procesión de Ramos, en el Colegio de los Hnos. Menesianos.

13,00.: Eucaristia Solemne.

Jueves Santo.

11,30h.: Celebración Penitencial.

18,30h.: Misa "in coena Domini"

22,00h.: Hora Santa, a continuación Turno de Vela de la Adoración Nocturna.

Viernes Santo.

10,30h.: Vía Crucis.

17,30h.: Celebracón de la Pasión del Señor.

Sábado Santo.

10,30h.: Oración de la soledad de María.

Sábado de Gloria.:

23,00h.: Solemne Vigilia Pascual - Bautizos
Se celebra conjuntamente en el Templo Parroquial.

Señor, quisiera ser tu cirineo


Señor, quisiera ser tu cirineo,
cargar sobre mis hombros tu suplicio,
trocar el gran pecado en sacrificio;
limpiar mi ardiente fe con mi deseo.

Señor, quisiera ser aquel pañuelo,
secar tu faz sangrante, dolorida,
trocar tu sufrimiento por mi vida;
limpiar mi ardiente fe, mi eterno vuelo.

¡Permíteme, Señor, en tu calvario,
posar en mis abrazos tu agonía,
hilar con penitencia tu sudario!

¡Permíteme, Señor, como a María,
llorar sobre tu pecho su rosario,
salvar de humana culpa el alma mía!

viernes, 26 de marzo de 2010

Muere la Vida


Muere la vida, y vivo yo sin vida,
ofendiendo la vida de mi muerte,
sangre divina de las venas vierte,
y mi diamante su dureza olvida.

Está la majestad de Dios tendida
en una dura cruz, y yo de suerte
que soy de sus dolores el más fuerte,
y de su cuerpo la mayor herida.

¡Oh duro corazón de mármol frio!,
¿tiene tu Dios abierto el lado izquierdo,
y no te vuelves un copioso río?

Morir por él será divino acuerdo,
mas eres tú mi vida, Cristo mío,
y como no la tengo, no la pierdo.

Lope de Vega

jueves, 25 de marzo de 2010

La Anunciación del Señor


Estaba María santa
Contemplando las grandezas
De la que de Dios sería
Madre santa y Virgen bella.

El libro en la mano hermosa,
Que escribieron los profetas,
Cuanto dicen de la Virgen
¡Oh qué bien que lo contempla!
Madre de Dios y virgen entera,
Madre de Dios, divina doncella.

Bajó del cielo un arcángel,
Y haciéndole reverencia,
Dios te salve, le decía,
María, de gracia llena.

Admirada está la Virgen
Cuando al Sí de su respuesta
Tomó el Verbo carne humana,
Y salió el sol de la estrella.
Madre de Dios y virgen entera,
Madre de Dios, divina doncella.

Lope de Vega (1562-1635).

Tú en Ti




Es un tú quien está en ti. Un tú distinto de ti, pero que depende de ti para su desarrollo. Un tú único e irrepetible. Un ser humano con genoma propio desde el primer momento, cuyo corazón ya late 65 veces por minuto en la semana 4, cuyo cerebro comienza a formarse en la semana 5, cuyos ojos se atisban ya en la semana 8 y que empieza a tener pelo en la semana 14. Su vida está en tus manos.


"Me parece tan claro como el día que el aborto es un crimen. No los matéis, dádmelos a mí"

Jornada por la Vida




¡ES MI VIDA!... Está en tus manos

Preces
— Que la Iglesia sepa anunciar con firmeza y amor a los hombres de nuestro tiempo
el Evangelio de la vida.
R. Oh Cristo, pan vivo bajado del cielo, escucha nuestra oración.

— Que las comunidades cristianas sepan compartir el sufrimiento de los padres que
padecen dificultades para tener a sus hijos y les den el acompañamiento y ayudas
que necesiten.
R. Oh Cristo, pan vivo bajado del cielo, escucha nuestra oración.


— Que los gobiernos y los legisladores protejan eficazmente el derecho fundamental
a la vida y ofrezcan soluciones eficaces a los padres con dificultades.
R. Oh Cristo, pan vivo bajado del cielo, escucha nuestra oración.

— Que las familias sean escuela de amor y aprecio del valor de la vida de todo ser
humano.
R. Oh Cristo, pan vivo bajado del cielo, escucha nuestra oración.
— Que los profesionales de la sanidad apoyen siempre la vida y rechacen toda
práctica que atente contra la integridad o la vida de las personas.
R. Oh Cristo, pan vivo bajado del cielo, escucha nuestra oración.
— Que los científicos proclamen con valentía el valor sagrado de la vida humana y
que nunca se dejen seducir por posibilidades contrarias a la ética.
R. Oh Cristo, pan vivo bajado del cielo, escucha nuestra oración.

— Que cuantos apoyan cualquier atentado contra la vida humana sean curados de
su ceguera.
R. Oh Cristo, pan vivo bajado del cielo, escucha nuestra oración.

— Que nadie ignore que el sufrimiento, la vejez, el estado de inconsciencia y la
inminencia de la muerte no disminuyen la intrínseca dignidad de la persona.
R. Oh Cristo, pan vivo bajado del cielo, escucha nuestra oración.

— Que a los moribundos no les falte la cercanía de sus seres queridos y, en caso
necesario, los cuidados paliativos que les permitan aliviar el dolor y vivir con
serenidad el final de esta vida.
R. Oh Cristo, pan vivo bajado del cielo, escucha nuestra oración.

miércoles, 24 de marzo de 2010

Oración por las vocaciones


Benedicto XVI (2006)

Padre, haz que surjan entre los cristianos
numerosas y santas vocaciones al sacerdocio,
que mantengan viva la fe
y conserven la grata memoria de tu Hijo Jesús
mediante la predicación de su palabra
y la administración de los Sacramentos
con los que renuevas continuamente a tus fieles.

Danos santos ministros del altar,
que sean solícitos y fervorosos custodios de la Eucaristía,
sacramento del don supremo de Cristo
para la redención del mundo.

Llama a ministros de tu misericordia
que, mediante el sacramento de la Reconciliación,
derramen el gozo de tu perdón.
Padre, haz que la Iglesia acoja con alegría
las numerosas inspiraciones del Espíritu de tu Hijo
y, dócil a sus enseñanzas,
fomente vocaciones al ministerio sacerdotal
y a la vida consagrada.

Fortalece a los obispos, sacerdotes, diáconos,
a los consagrados y a todos los bautizados en Cristo
para que cumplan fielmente su misión
al servicio del Evangelio.

Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.

martes, 23 de marzo de 2010

"Sabréis que yo soy"


Les dijo, pues, Jesús:
«Cuando hayáis levantado al Hijo del hombre, entonces sabréis que yo soy, y que no hago nada por mi propia cuenta; sino que, lo que el Padre me ha enseñado, eso es lo que hablo. Y el que me ha enviado está conmigo: no me ha dejado solo, porque yo hago siempre lo que le agrada a Él».
Al hablar así, muchos creyeron en Él.
Jn 8, 21-30

lunes, 22 de marzo de 2010

Bendito eres, Señor


Ant. 2. Alabamos, Dios nuestro, tu nombre glorioso.

Cántico 1Cro 29, 10-13 Sólo a Dios honor y gloria
Bendito sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo (Ef 1,3)


Bendito eres, Señor,
Dios de nuestro padre Israel,
Por los siglos de los siglos.

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,
la gloria, el esplendor, la majestad,
Porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,
tu eres rey y soberano de todo.

De ti viene la riqueza y la gloria,
tú eres Señor del universo,
en tu mano está el poder y la fuerza,
tú engrandeces y confortas a todos.

Por eso, Dios nuestro,
nosotros te damos gracias,
alabando tu nombre glorioso.


Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre,
por los siglos de los siglos. Amén.


Ant. Alabamos, Dios nuestro, tu nombre glorioso.

domingo, 21 de marzo de 2010

Anda, y no peques más

video

V Domingo de Cuaresma


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 8, 1- 11

En aquel tiempo, Jesús se retiró al Monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba.

Los letrados y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio y colocándola en medio, le dijeron:-- Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adulteras: tú, ¿qué dices?

Le preguntaban esto para comprometerlo, y poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo. Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo:-- El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra.

E inclinándose otra vez, siguió escribiendo. Ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos, hasta el último. Y se quedó solo Jesús y la mujer en medio de pie.

Jesús se incorporó y le preguntó:-- Mujer, ¿dónde están tus acusadores? ¿Ninguno te ha condenado?Ella le contestó-- Ninguno, Señor.Jesús dijo:-- Tampoco yo te condeno. Anda y adelante no peques más.

viernes, 19 de marzo de 2010

San José, patrón de las Vocaciones OCD


En el día de S. José, nuestro Patrono.


Jesucristo, salvador del mundo,
que a orillas del mar de Galilea,
llamaste a los apóstoles
para constituirlos fundamento de tu Iglesia
y portadores de tu evangelio,
te pedimos que hoy sigas fijando tu mirada
en niños y jóvenes de nuestras familias,
de nuestras parroquias, comunidades
y movimientos,
invitándolos a seguirte
en la vida sacerdotal o religiosa.
Dales luz que disipe sus dudas
y decisión para que te sigan
y se embarquen contigo dejándolo todo.
Infúndeles confianza y sabiduría
para llevar tu palabra
y el testimonio de tu amor
a los hombres y mujeres de nuestro tiempo.
Tú que eres nuestro salvador, ayer, hoy
y por los siglos de los siglos. Amén

jueves, 18 de marzo de 2010

Señor, danos vocaciones


¡Oh Jesús!

Pastor eterno de las almas,

dígnate mirar

con ojos de misericordia

a tu pueblo amado.


¡Señor!

danos vocaciones,

danos sacerdotes, religiosos

y consagrados santos.

Te lo pedimos por la Inmaculada

Virgen María

tu dulce y Santa Madre.


¡Oh Jesús!, danos sacerdotes,

religiosos y consagrados

según tu corazón.


Encomendamos esta intención a San José.
Padrenuestro, Ave María, Gloria

miércoles, 17 de marzo de 2010

Alter Christus

San José patrón de las Vocaciones al Carmelo Descalzo, danos Sacerdotes Santos.





martes, 16 de marzo de 2010

La visita


Déjame entrar Señor que tengo prisa...;
que he de volver a un mundo apresurado,
inmerso en la ambición y en el pecado,
huérfano de la luz y de la risa.

Déjame entrar que mi dolor precisa
hacer un alto en el camino andado;
porque tengo, Señor de tan cansado,
el gesto vago y la virtud remisa.

Déjame entrar Señor sólo persigo
pararme un rato, recobrar la calma,
pensar un poco y dialogar Contigo.

Soy el mismo de ayer tu viejo amigo
déjame entrar a confortarme el alma
luego, Señor cuando queráis... prosigo.

lunes, 15 de marzo de 2010

Oremos confiadamente


Jesús ha venido al mundo para salvar a los que vivían oprimidos por el pecado. Porque conocemos su amor, le decimos:
Muéstranos tu salvación.

Señor, como el hijo pródigo, hemos malgastado la herencia que nos has dado
- por tu misericordia haz que aprendamos el camino de retorno a la casa paterna.

Como la mujer adúltera, nos sentimos acosados por nuestras culpas y nadie puede librarnos de ellas,
-tú, que eres el Cordero inmaculado, concédenos tu perdón.

Como Pedro, que dijo que nunca te abandonaría, prometemos cosas, que están por encima de nuestras fuerzas,
- danos tu gracia para que podamos ser fieles discípulos tuyos.

Como la mujer samaritana, bebemos en fuentes que no sacian la sed de nuestro corazón,
- danos del agua viva que manó de tu costado traspasado por la lanza.

Como Juan y como la Virgen, nos gustaría permanecer junto a la cruz,
- ayúdanos a soportar las contrariedades y concédenos el don de la perseverancia.

domingo, 14 de marzo de 2010

IV Domingo de Cuaresma


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 15- 1-3.11-32

En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos.

-- Ese acoge a los pecadores y come con ellos.

Jesús les dijo esta parábola:

-- Un hombre tenía dos hijos: el menor de ellos dijo a su padre: "Padre, dame la parte que me toca de la fortuna" El padre les repartió los bienes. No muchos días después, el hijo menor, juntando lo suyo, emigró a un país lejano, y allí derrochó su fortuna viviendo perdidamente. Cuando lo había gastado todo, vino por aquella tierra un hambre terrible y empezó él a pasar necesidad. Fue entonces y tanto le insistió a un habitante de aquel país, que lo mandó a sus campos a guardar cerdos. Le entraban ganas de llenarse el estómago de las algarrobas que comían los cerdos; y nadie le daba de comer. Recapacitando entonces se dijo:

"Cuantos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan, mientras yo aquí me muero de hambre. Me pondré en camino adonde está mi padre, y le diré: "Padre he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros."

Se puso en camino adonde estaba su padre: cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió y echando a correr, se le echó al cuello y se puso a besarlo. Su hijo le dijo:

"Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo”:

Pero el padre dijo a sus criados:

"Sacad enseguida el mejor traje y vestidlo, ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies; traed el ternero cebado y matadlo; celebremos un banquete; porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido; estaba perdido y lo hemos encontrado."

Y empezaron el banquete. Su hijo mayor estaba en el campo. Cuando al volver se acercaba a la casa, oyó la música y el baile, y llamando a uno de los mozos, le preguntó que pasaba. Este le contestó:

"Ha vuelto tu hermano; y tu padre ha matado el ternero cebado, porque lo ha recobrado con salud."

El se indignó y se negaba a entrar, pero su padre salió e intentaba persuadirlo. Y él replicó a su padre:

"Mira: en tantos años como te sirvo, sin desobedecer nunca una orden tuya, a mí nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos; y cuando ha venido ese hijo tuyo que se ha comido tus bienes con malas mujeres le matas el ternero cebado."

El padre le dijo:

"Hijo, tu estás siempre conmigo, y todo lo mío es tuyo deberías alegrarte, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido, estaba perdido, y lo hemos encontrado."

sábado, 13 de marzo de 2010

Escucha nuestra oración por los sacerdotes


Conscientes del gran don del sacerdocio, pidamos al Señor que no falten a su Iglesia ministros santos:

Oh Buen Jesús, Pastor eterno de las almas,
escucha nuestra oración por los sacerdotes.
Ilumina a los pastores en la escucha,
a los directores espirituales en el consejo,
a los educadores en la formación de las vocaciones.
Danos sacerdotes santos que sean ángeles de pureza,
perfectos en la humildad, llenos de amor santo,
héroes en el sacrificio, apóstoles de tu gracia,
salvadores de las almas.
Amén.
(San Pío X)

viernes, 12 de marzo de 2010

No me mueve, mi Dios



No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

jueves, 11 de marzo de 2010

De lo hondo de mi pecho te he llamado


De lo hondo de mi pecho
te he llamado, Señor, con mil gemidos;
estoy en grande estrecho,
no cierres tus oídos
a mis llantos y tristes alaridos.

Si mirares pecados,
delante Ti, Señor, la luz no es clara;
presentes y pasados
la justicia más rara
no osará levantar a Ti su cara.

Mas no eres rigoroso;
a un lado está, por do nació indulgencia,
Tú en medio vas sabroso
a pronunciar sentencia,
vestido de justicia y de clemencia.

Y ansí los pecadores
teniendo en Ti, su Dios, tal esperanza,
te temen y dan loores,
que a tu justa balanza
saben que está vecina confianza.

Yo, Señor, en Ti espero,
y esperando le digo al alma mía
que más esperar quiero;
y espero todavía,
que es tu ley responder al que confía.

No espera a la mañana
la guarda de la noche desvelada;
ni ansí con tanta gana
desea luz dorada,
cuanto mi alma ser de Ti amparada.

En tal Señor espera,
Israel, que en sus altas moradas
la piedad es primera;
las lucientes entradas
tienen mil redenciones rodeadas.

De aquéllas vendrá alguna
a Israel libertad, ya yo la veo;
a tu buena fortuna
del mal que estabas feo
sanarás todavía tu deseo. Amén.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Novena a San José


Comenzamos hoy, después del rosario de la tarde y antes de la Eucaristia de las 20,00h, la Novena a San José como preparación para su fiesta el día 19. Desde aquí os animamos a orar, especialmente con su novena pidiendo por la Evangelización de los pueblos, las vocaciones al sacerdocio y a la vida carmelitana. Con la confianza que profesaba Santa Teresa de Jesús a San José, oramos así:


NOVENA A SAN JOSÉ


ORACIÓN PREPARATORIA

Por la señal, etc.
Señor mío Jesucristo, etc.


Oh gloriosísimo Padre de Jesús, Esposo de María. Patriarca y Protector de la Santa Iglesia, a quien el Padre Eterno confió el cuidado de gobernar, regir y defender en la tierra la Sagrada Familia; protégenos también a nosotros, que pertenecemos, como fieles católicos. a la santa familia de tu Hijo que es la Iglesia, y alcánzanos los bienes necesarios de esta vida, y sobre todo los auxilios espirituales para la vida eterna. Alcánzanos especialmente estas tres gracias, la de no cometer jamás ningún pecado mortal, principalmente contra la castidad; la de un sincero amor y devoción a Jesús y María, y la de una buena muerte, recibiendo bien los últimos Sacramentos. Concédenos además la gracia especial que te pedimos cada uno en esta novena.


Pídase con fervor y confianza
la gracia que se desea obtener.


A continuación rezar la oración del día que corresponda:


DÍA 1º

Oh benignísimo Jesús así como consolaste a tu padre amado en las perplejidades e incertidumbres que tuvo, dudando si abandonar a tu Santísima Madre su esposa, así te suplicamos humildemente por intercesión de San José nos concedas mucha prudencia y acierto en todos los casos dudosos y angustias de nuestra vida, para que siempre acertemos con tu santísima voluntad.


DÍA 2º

Oh benignísimo Jesús, así como consolaste a tu padre amado en la pobreza y desamparo de Belén, con tu nacimiento, y con los cánticos de los Ángeles y visitas de los pastores, así también te suplicamos humildemente por intercesión de San José, que nos concedas llevar con paciencia nuestra pobreza y desamparo en esta vida, y que alegres nuestro espíritu con tu presencia y tu gracia, y la esperanza de la gloria.


DÍA 3º

Oh benignísimo Jesús, así como consolaste a tu amado padre en el doloroso misterio de la Circuncisión, recibiendo de él el dulce nombre de Jesús, así te suplicamos humildemente, por intercesión de San José, nos concedas pronunciar siempre con amor y respeto tu santísimo nombre, llevarlo en el corazón, honrarlo en la vida, y profesar con obras y palabras que tú fuiste nuestro Salvador y Jesús.


DÍA 4º

Oh benignísimo Jesús, así como consolaste a tu padre amado de la pena que le causó la profecía de Simeón, mostrándole el innumerable coro de los Santos, así te suplicamos humildemente, por intercesión de San José que nos concedas la gracia de ser de aquellos para quienes tu sirves, no de ruina, sino de resurrección, y que correspondamos fielmente a tu gracia para que vayamos a tu gloria.


DÍA 5º

Oh benignísimo Jesús, así como tu amado padre te condujo de Belén a Egipto para librarte del tirano Herodes, así te suplicamos humildemente, por intercesión de San José, que nos libres de los que quieren dañar nuestras almas o nuestros cuerpos, nos des fortaleza y salvación en nuestras persecuciones, y en medio del destierro de esta vida nos protejas hasta que volemos a la patria celestial.


DÍA 6º

Oh benignísimo Jesús así como tu padre amado te sustentó en Nazaret, y en cambio tú le premiaste en tu santísima compañía tantos años, con tu doctrina y tu dulce conversación, así te rogamos humildemente, por intercesión de San José nos concedas el sustento espiritual de tu gracia, y de tu santa comunión, y que vivamos santa y modestamente, como tú en Nazaret.


DÍA 7º

Oh benignísimo Jesús, así como por seguir la voluntad de tu padre celestial permitiste que tu amado padre en la tierra padeciese el vehementísimo dolor de perderte por tres días, así te suplicamos humildemente, por intercesión de San José, que antes queramos perder todas las cosas y disgustar a cualquier amigo, que dejar de hacer tu voluntad; que jamás te perdamos a ti por el pecado mortal, o que si por desgracia te perdiésemos te hallemos mediante una buena confesión.


DÍA 8º

Oh benignísimo Jesús, que en la hora de su muerte consolaste a tu glorioso padre, asistiendo juntamente con tu Madre su esposa a su última agonía, te suplicamos humildemente, por intercesión de San José, que nos concedas una muerte semejante a la suya asistido de tu bondad, de tu Santísima Madre y del mismo glorioso Patriarca protector de los moribundos, pronunciando al morir vuestros santísimos nombres, Jesús, María y José.


DÍA 9º

Oh benignísimo Jesús, así como has elegido por medio de tu Vicario en la tierra a tu amado padre para protector de tu Santa Iglesia Católica, así te suplicamos humildemente por intercesión de San José, nos concedas el que seamos verdaderos y sinceros católicos, que profesemos sin error la fe católica, que vivamos sin miedo una vida digna de la fe que profesamos, y que jamás puedan los enemigos ni aterrarnos con persecuciones, ni con engaños seducirnos y apartamos de la única y verdadera religión que es la Católica.


ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS

Oh custodio y padre de Vírgenes San José a cuya fiel custodia fueron encomendadas la misma inocencia de Cristo Jesús y la Virgen de las vírgenes María; por estas dos queridísimas prendas Jesús y María, te ruego y suplico me alcances, que preservado yo de toda impureza, sirva siempre castísimamente con alma limpia, corazón puro y cuerpo casto a Jesús y a María. Amén.

Jesús, José y María, os doy mi corazón y el alma mía

Jesús, José y María, asistidme en mi última agonía.

Jesús, José y María, con Vos descanse en paz el alma mía.


Padrenuestro, Avemaría y Gloria.


Antífona. Tenía el mismo Jesús, al empezar su vida pública, cerca de treinta años, hijo, según se pensaba de José.


V. San José, ruega por nosotros.
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Jesucristo.


Oración. Oh Dios que con inefable providencia te dignaste escoger al bienaventurado José por Esposo de tu Madre Santísima; concédenos que, pues le veneramos como protector en la tierra, merezcamos tenerle como protector en los cielos. Oh Dios que vives y reinas en los siglos de los siglos. Amén.

martes, 9 de marzo de 2010

En común-unión

En comunión con nuestros hermanos del Burgo de Osma, pedimos por nuestra provincia Burgense de San Juan de la Cruz y por las vocaciones al Carmelo Descalzo.

lunes, 8 de marzo de 2010

Conviértenos, Señor


De nuestros des-encuentros contigo:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
En nuestras des-esperanzas y preocupaciones:
CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
De nuestras dudas y frialdad:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
De nuestro orgullo y soberbia:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
De nuestra comodidad y avaricia:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
Para que te encontremos y no te perdamos:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
Para que estemos dispuestos a buscarte:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
Para que seamos conscientes de nuestras limitaciones:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
De nuestro cerrazón hacia Ti:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
De nuestra sordera y ceguera espiritual:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!
De nuestra manera de ver y de sentir la vida:
¡CONVIÉRTENOS, SEÑOR!

domingo, 7 de marzo de 2010

No al Aborto



Enlaza pinchando en las imágenes.....

III Domingo de Cuaresma


LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 13, 1-9

En una ocasión se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos, cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús le contestó:

— ¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y si no os convertís, todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no. Y si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera.

Y les dijo esta parábola:

—Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró. Dijo entonces al viñador: “Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?” Pero el viñador contestó: “Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas”.

sábado, 6 de marzo de 2010

Que sean fieles a esta vocación


En este año dedicado al sacerdocio, pidamos por aquellos que han sido llamados por el Señor a ser administradores de su gracia:

Oh Dios, que distribuyes tus dones
para la edificación de tu Iglesia y la salvación del mundo,
derrama tu Espíritu de unidad, de amor y de fortaleza
sobre todos los que escogieron responder a tu llamada.
Que sean fieles a esta vocación
y que la realicen plenamente,
para ser en el mundo signos vivos del hombre nuevo,
libres del dinero, del poder y del placer.
Guía sus pasos con tu mano
y susténtalos con la fuerza de tu gracia,
para que no se desanimen
bajo el peso de las fatigas apostólicas.
Pon en sus palabras la voz de Cristo
y que cuantos los escuchen
sean atraídos por la obediencia al Evangelio.
Infunde en sus corazones tu Espíritu Santo para que,
haciéndose todo para todos,
conduzcan hacia ti, oh Padre,
una multitud de hijos que, en la santa Iglesia,
te alaben sin fin.
Amén.
Pablo VI

viernes, 5 de marzo de 2010

Cruz, descanso sabroso de mi vida


Cruz, descanso sabroso de mi vida
vos seáis la bienvenida.
Oh bandera, en cuyo amparo
el más flaco será fuerte,
oh vida de nuestra muerte,
qué bien la has resucitado;
al león has amansado,
pues por ti perdió la vida:
vos seáis la bienvenida.

Quien no os ama está cautivo
y ajeno de libertad;
quien a vos quiere allegar
no tendrá en nada desvío.
Oh dichoso poderío,
donde el mal no halla cabida,
vos seáis la bienvenida.

Vos fuisteis la libertad
de nuestro gran cautiverio;
por vos se reparó mi mal
con tan costoso remedio;
para con Dios fuiste medio
de alegría conseguida:
vos seáis la bienvenida.

Santa Teresa de Jesús

jueves, 4 de marzo de 2010

miércoles, 3 de marzo de 2010

Intenciones de Marzo


General:
Para que la economía mundial se desarrolle según criterios de justicia y de equidad, teniendo en cuanta las exigencias reales de los pueblos, especialmente de los más pobres.

Misionera:
Para que las Iglesias de África sean signo e instrumento de reconciliación y de justicia en todas las regiones del Contienente.

Benedicto XVI viene a España


Benedicto XVI visitará España los dias 6 y 7 de noviembre de 2010 con dos escalas en su viaje-relámpago: Barcelona, para consagrar el templo de la Sagrada Familia, la primera catedral del siglo XXI, y Santiago de Compostela, con motivo del Año Santo Jacobeo.

La última visita de un papa a Catalunya y Galicia se remonta al día 7 del mes de noviembre de 1982 cuando, en su primer viaje a España, Juan Pablo II acudió al monasterio benedictino de Montserrat, visitó el Templo Expiatorio de la Sagrada Familia de Barcelona y ofició una misa multitudinaria en el Camp Nou.Dos días después, visitaba Santiago de Compostela.

"Yo, Obispo de Roma y Pastor de la Iglesia universal, desde Santiago, te lanzo, vieja Europa, un grito lleno de amor: Vuelve a encontrarte. Sé tú misma. Descubre tus orígenes". Este fue el gran mensaje que el papa Juan Pablo II dejó en su peregrinación a Santiago de Compostela en el Año Santo de 1982.

martes, 2 de marzo de 2010

Espero en tu bondad ser perdonado

Pequé, Señor, mas no porque he pecado

De tu amor y clemencia me despido;

Temo según mis culpas, ser perdido

Y espero en tu bondad ser perdonado.



Recélome, según me has esperado,

Ser por mi ingratitud aborrecido;

Y hace mi pecado más crecido

El ser tan digno Tú de ser amado.



Si no fuera por Ti, ¿de mí qué fuera?

Y a mí mismo de mí, ¿quién me librara,

si tu gracia la mano no me diera?


Más ¡ay! A no ser yo, ¿Quién no te amara?

Y si no fueras Tú, ¿quién me sufriera?

Y a Ti, sin Ti, mi Dios, ¿Quién me llevara?

Amén.



lunes, 1 de marzo de 2010

No dejes que pasemos junto a ti sin mirarte

Dirijamos nuestra mirada a Jesús, que es contemporaneo nuestro, y digámosle:


Oh Misericordioso que lloras con nosotros
desde las primeras lágrimas de Adán y Eva,
derrite con tu mirada la dureza de nuestro corazón.

Haznos capaces de recibir y de dar tu divina compasión.


Tú has venido entre los hombres

desnudo y humillado,

pobre y enfermo,

solo y rechazado.


No dejes que pasemos junto a ti sin mirarte,

no dejes que vivamos junto a ti sin reconocerte y amarte.


Tú, que eres misericordioso,

que cargas con nuestros pecados,

enjugarás tiernamente hasta la última lágrima

de nuestros ojos

y cambiarás en alegria de salvación

todo el sufrimiento de los hombres.


(Anna Maria Cáponi)